Aun en la actualidad, existen muchos mitos en cuanto al puerperio o la cuarentena, es decir, a los 42 días posteriores a tener un parto, periodo en el cual el cuerpo de la madre sufre una regresión a la normalidad; el gineco-obstetra Alfredo Vázquez Ayala señala que durante este tiempo el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios, entre los que se destacan la caída excesiva del cabello, sentir una tristeza inexplicable, insomnio, cansancio, aumento de sudoración, hemorroides, entre otros, sin embargo, descartó que durante este lapso las mujeres deban taparse los oídos y fosas nasales con algodón o bien que durante la cuarentena es imposible quedar embarazada.
Vázquez Ayala indicó que en estos 42 días el cuerpo de la madre retoma las condiciones que tenía antes del embarazo. Refirió que en las primeras horas posteriores al parto, se presenta lo que se llama los loquios, que es la expulsión de sangre y tejido que quedan dentro de la matriz.
“Realmente sí existen muchos mitos en lo que se refiere a la cuarentena, pero lo más importante es tener asesoría de un doctor, para que sea él quien aclare qué es lo normal y qué es lo patológico”, aclaró el doctor.
Otro mito que mencionó el médico se refiere a que la mujer debe salir muy abrigada pese a que las condiciones climáticas no la obliguen a ello, sin embargo, dijo que esto no trae ningún beneficio o repercusión a la madre, por lo que la recomendación médica es que el ropaje que use, sea con el que se sienta cómoda.
Enfatizó que muchas veces las pacientes creen que luego de experimentar el parto, inmediatamente pueden hacer su vida normal, sin embargo, dijo que durante la cuarentena hay cuidados que se deben tomar, “los prestadores de salud estamos obligados a darle cuidado a esos cuarenta días posteriores al parto porque son muy susceptibles a presentar ciertas complicaciones”, concluyó el gineco-obstetra.