En el marco de las reuniones pactadas para el proceso Entrega-Recepción por el gobernador Carlos Lozano de la Torre, y el gobernador electo, Martín Orozco Sandoval, el titular de la Secretaría de Finanzas, Alejandro Díaz Lozano, encabezó la segunda de ellas con el tema de Desarrollo Económico.

Se destacó que, como nunca en la historia de Aguascalientes, el crecimiento de las inversiones, la renovada dinámica económica, la confianza de los empresarios extranjeros y del país, han colocado a Aguascalientes como el estado con el progreso financiero y de empleo más importante de México.

Los titulares de las secretarías de Desarrollo Económico, de Desarrollo Rural y Agroempresarial, de Turismo y del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, dieron detalles de la estrategia orientada al desarrollo económico mediante el fomento de la inversión y la coordinación estratégica con el sector productivo para colocar al estado como ejemplo nacional.

Raúl Landeros Bruni, de la SEDEC, reiteró que se atrajeron a la entidad 149 proyectos de inversión con un monto acumulado de 7,001 millones de dólares (97,922 millones de pesos), contribuyendo a generar 85,454 nuevos puestos de trabajo, cifra sin precedentes en la historia de la entidad que en seis años superó en más de 80% el empleo que lograron los doce años de las dos administraciones anteriores juntas.

El funcionario detalló que, con el esfuerzo conjunto de todos los sectores productivos del estado, y de acuerdo con cifras del INEGI, Aguascalientes mejoró su desempeño respecto al año 2010 en todos los sectores económicos, recuperando seis, cinco y quince lugares en el porcentaje de crecimiento del Índice de Actividad Económica Estatal en los sectores primario, secundario y terciario, respectivamente.

El estado alcanzó el primer lugar nacional con mayor incremento en su Producto Interno Bruto con un 11.26% frente al 2.6% nacional, y ocupa el primer y segundo lugar en los sectores secundario y terciario, respectivamente.

La nueva dinámica impulsó fuertemente la mejora sustancial de todos los indicadores, destacando particularmente el crecimiento económico de la entidad, que pasó del lugar 23 en al año 2010 al 4 lugar nacional, además de recuperar 17 lugares en productividad de la mano de obra, y abandonar el antepenúltimo lugar nacional en 2010 para colocarse en el séptimo en generación de empleos, de acuerdo a la organización “México ¿cómo vamos?”.