Ma. Elena Sánchez
Agencia Reforma

TORREÓN, Coahuila 25-Jul .- Las autoridades mexicanas no deben seguir siendo omisas ante los señalamientos de testigos protegidos en Estados Unidos que vinculan a Humberto Moreira con los Zetas en Coahuila, señaló ayer el Senador panista Luis Fernando Salazar.
“Hay señalamientos muy serios. La autoridad mexicana no puede ni debe seguir siendo omisa, no puede seguir volteando a otro lado como si nada ocurriera y que al final sean otros países los que vengan a hacer la chamba de lo que les corresponde a nuestras autoridades”, dijo el legislador lagunero.
En un resumen del juicio en Texas contra el capo de los Zetas, Mauricio Millán, publicado por el periódico San Antonio Express News, se señala que la investigación por lavado de millones de dólares en Estados Unidos que fiscales federales enfocan contra el ex Gobernador priista está relacionada con la operación del grupo criminal en Coahuila.
Se menciona que los Zetas habrían lavado dinero del narco en el Gobierno de Humberto Moreira a través de constructoras que obtenían contratos para remozar escuelas y construir carreteras. Incluso, que usaron unidades oficiales para huir de la Marina.
“Es muy lamentable que esté saliendo esta investigación en Estados Unidos y aquí jamás se ha investigado nada. Cuando sale esta investigación en EU, las autoridades aquí se circunscriben a negarlo y a decir que son puras falsedades”, dijo el líder del PAN en el Congreso local, Jesús de León Tello.

Dudan priistas
La dirigente del PRI en Coahuila, Verónica Martínez, y diputados locales priistas descalificaron los testimonios de los testigos protegidos contra Moreira.
“Yo no te podría dar una opinión de una versión de un narcotraficante donde no sabemos si en realidad las versiones que están saliendo sean o no ciertas”, dijo Martínez.
“Este delincuente no ha presentado prueba alguna de lo que ha dicho”, indicó el diputado priista Francisco Tobías.
Por su parte, el Procurador de Justicia de Coahuila, a través de un comunicado, dijo anoche que no cuentan con declaraciones que impliquen a los Zetas con el Gobierno y que buscarán tener acceso a los expedientes de los testimonios vertidos en una Corte de Texas.