Luego de que se revelara la presunta relación de Francisco Navarrete, capo del Cártel de Jalisco Nueva Generación, como operador de la campaña electoral de Tarek Abdalá Saad, hoy diputado federal del PRI y ex tesorero de Javier Duarte, gobernador de Veracruz, Fernando Herrera Ávila, coordinador de los senadores del PAN, demandó el desafuero del legislador priista.
“El diputado protegido por Duarte, Antonio Tarek Abdalá Saad, debe ser desaforado, si no cuenta con la protección del PRI nacional”, puntualizó.
En conferencia de prensa, acompañado por senadores y diputados federales del PAN, afirmó que la PGR debe investigar al gobernador Duarte por los nexos de su gente de confianza con el narcotráfico y con la desaparición de los cinco jóvenes en Tierra Blanca.
El ex tesorero de Duarte no sólo está acusado de desviar mil 600 millones de pesos, sino de vínculos con quienes habrían desaparecido a los jóvenes, sostuvo.
El gobernador Duarte, remarcó, impulsó y protegió a su tesorero y ahora debe responder por las acusaciones que lo vinculan con narcotraficantes y que lo señalan de la desaparición de los jóvenes.
“Duarte ha convertido a Veracruz en el reino de la impunidad, su protegido, el diputado Tarek, está acusado de vínculos con el narcotráfico, desvío de fondos públicos y operador de una red de extorsión a empresas locales; nos preocupa la desidia de parte de la autoridad de frenarle el paso al crimen o de tomar medidas necesarias para detenerlo”, apuntó.
Herrera Ávila indicó que Veracruz es una entidad que tiene graves problemas de inseguridad, infiltración del narcotráfico y de corrupción, como consecuencia de los malos gobiernos priistas.
Exigimos, insistió, el desafuero del diputado federal del PRI, así como lo pedimos en el caso de Lucero Sánchez, diputada por Sinaloa, y solicitamos al PRI que se sume a esta propuesta para que se deslinden responsabilidades.
“No puede ser la ignorancia, la apatía o el patear el bote hacia adelante, como lo ha hecho el actual sistema, la política que deba de seguirse en este caso”, aseveró.
Es lamentable lo que está ocurriendo en Veracruz y las investigaciones deben de llegar hasta sus últimas consecuencias, acotó el coordinador de la bancada panista en el Senado.
En su turno, el senador panista Fernando Yunes Márquez reveló que “el cuñado de esta persona detenida como lugarteniente del Cártel de Jalisco Nueva Generación fue el candidato a presidente municipal del PRI en Tierra Blanca, apenas en el año 2013”.
Esta misma persona, prosiguió, es quien el propio gobernador la semana pasada da como presunto responsable de los cinco desaparecidos en Tierra Blanca y es quien hoy queda plenamente confirmado que fue uno de los que financiaron y ayudaron en la campaña del entonces candidato a diputado Tarek Abdalá.
Por ello, solicitó que la PGR actúe de manera inmediata y con plena imparcialidad en este tema, que, subrayó, no podemos dejar simple y sencillamente a un lado.
“El involucramiento de la política y el narco en Veracruz es claro: a los cinco jóvenes que desaparecieron, los desapareció, además de la Policía Estatal, el delegado de la Secretaría de Seguridad Pública del estado en el municipio de Tierra Blanca, es decir, nombrado directamente por el secretario de Seguridad Pública; el nexo entre Gobierno, PRI y narcotráfico en Veracruz queda plenamente confirmado”, expuso.