Mauro de la Fuente
Agencia Reforma

BROWNSVILLE, Texas 17-Jul .- A pesar de que en EU son prófugos de la justicia por acusaciones de lavado de dinero y narcotráfico, los ex Gobernadores de Tamaulipas Tomás Yarrington y Eugenio Hernández se mueven libremente en México.
Ante esto, Filemón Vela, congresista federal por Texas, señaló que ha presionado, a nombre del Comité de Seguridad Nacional, a la Administración del Presidente estadounidense, Barack Obama, para que pida a México la detención y extradición de los ex Mandatarios.
“Deben ser llamados a cuentas con el Gobierno de EU por los crímenes que cometieron”, afirmó el demócrata.
Añadió que las solicitudes se han hecho al Secretario de Estado, John Kerry, y a la Fiscal General, Loretta Lynch.
Asimismo, lamentó la falta de acción de su Gobierno contra Yarrington y Hernández pese a que la petición de extradición tiene apoyo bipartidista en el Congreso estadounidense desde finales de 2015.
“El Gobierno mexicano ha colaborado mucho con nuestro Gobierno para promover la extradición a Estados Unidos a delincuentes de alto rango como Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán”, dijo Vela, quien pidió el mismo trato para los ex Mandatarios priistas.
Hernández, Gobernador de 2005 a 2010, votó en Ciudad Victoria apenas el pasado 5 de junio, y meses antes estuvo en el arranque de campaña del candidato del PRI a la Gubernatura de Tamaulipas, Baltazar Hinojosa.
También ha asistido a los últimos dos informes del Gobernador de Tamaulipas, el priista Egidio Torre.
Yarrington, Mandatario de 1999 a 2005, está libre a pesar de que desde 2012 tiene orden de aprehensión por delitos contra la salud.