Leticia Acuña Medina

Los perdedores de la contienda electoral, que denuncien a quienes suponen cometieron delitos y paren las calumnias y difamaciones, que sólo generan incertidumbre y confrontación en la sociedad.

Tras destacar lo anterior, el coordinador del Consejo de Laicos, Juan Manuel López Valdivia y el vocero, Gilberto Romo Breceda, convocaron a los representantes de los partidos políticos a que diriman sus diferencias, a través de los mecanismos que las leyes establecen para calificar las elecciones que se vivieron en el estado el pasado mes de junio.

Les hicieron un llamado a que eviten el enfrentamiento y descalificación en opinión pública, porque esto sólo divide a la sociedad y crea confusión entre quienes expresaron su voluntad en las urnas.

Pidieron a las autoridades resolver con el diálogo los conflictos ente los actores políticos, para llegar a una solución en forma pacífica agotando todas las instancias posibles, y dejar de lado la confrontación y el uso de la fuerza.

“No contribuyamos a que haya más hechos violentos, como se han gestado en diferentes partes del país; convocamos a la unidad, a evitar seguir dividiendo a la sociedad”, subrayaron.

“Nos ofende profundamente que difamen y calumnien al señor obispo y a los sacerdotes, nos lastima escuchar que se expresen mal de los miembros del presbiterio y de los laicos, ya que con ello se afecta a toda la Iglesia y se confunde y divide a la sociedad.

Exigimos respeto y si se tiene una denuncia en contra de alguien en particular, por algún delito electoral, existen las instancias legales correspondientes para investigar, juzgar y sancionar, pero no sigan incurriendo en difamaciones y calumnias que laceran la moral colectiva ocasionando daños irreparables en la vida pública de los integrantes de nuestra comunidad”, subrayaron.

Lamentaron que los candidatos, durante la jornada electoral, hayan realizado ataques a sus adversarios por medio de calumnias y difamaciones; hablaron de compra de votos, coacción y manipulación a los electores, ahora les toca demostrarlo.

Recordaron la reunión previa a las elecciones que tuvieron los candidatos a puestos de elección popular con representantes del Consejo del Laicos y del presbiterio, para conocer sus propuestas y las reuniones fueron en un ambiente de cordialidad, por lo que no entienden ahora los ataques a la Iglesia de parte de los partidos que no quieren reconocer que perdieron.