Indignante que legisladores retrasen la aprobación de leyes anticorrupción. Francisco Ruiz López, presidente de la Coparmex, lamentó que a pesar de que la corrupción es una de las problemáticas que más afectan al país, por intereses mezquinos en el Senado de la República decidieron posponer su aprobación hasta pasadas las elecciones, lo cual calificó como un acto de “cinismo”, pues demuestra que la clase política está más empeñada en “proteger sus intereses personales y partidistas sobre los de la ciudadanía”.

Lamentó que mientras en otros países que enfrentan situaciones menos graves en materia de corrupción se han tomado acciones para luchar en contra de este problema, en México la clase gobernante sigue empeñada en mantener sus privilegios y sumir a la nación en la opacidad.

Francisco Ruiz recordó que la sociedad civil organizada decidió hacer un movimiento cuya finalidad es que se hagan valer las leyes y el orden, sin embargo, quienes deben de vigilar las leyes son los primeros que las transgreden, al ignorar la fecha límite que ellos mismos pusieron para la aprobación de las leyes anticorrupción: el 28 de mayo de 2016.

Por lo anterior –dijo– se debe hacer un llamado a todos los mexicanos a no pasar por alto el desdén que ha demostrado la clase política en lo referente al combate a la corrupción: “hay que recordar quiénes son los legisladores que hoy le han dado la espalda a México y aplicar el voto castigo a quienes de manera cínica han decidido darle la espalda a sus demandas, pues pronto nos estarán pidiendo nuevamente nuestro voto”.

Por último, el presidente de la Coparmex exhortó a emitir un voto informado en las próximas elecciones, “sabiendo quiénes son aquellos que hoy piden el voto y quiénes realmente se han comprometido con el desarrollo de un Aguascalientes y de un México justo y sin corrupción”.