Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Oct .- Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena, reiteró la propuesta de su partido de cancelar las millonarias pensiones que reciben los ex presidentes de México, y que se pagan con los impuestos de los mexicanos.
De gira por el norte de Veracruz, dijo que el propósito es combatir la corrupción y eliminar privilegios a ex funcionarios públicos como Carlos Salinas, Vicente Fox y Felipe Calderón.
El político tabasqueño afirmó que el ex mandatario priista Carlos Salinas de Gortari recibe 50 millones de pesos al año por concepto de pensión.
“El problema no es la pensión de los adultos mayores, el problema es la pensión de los ex presidentes”, afirmó en referencia a quienes quieren recortar el presupuesto del próximo año destinado a programas sociales.
Un día después de que Javier Duarte dejara la gubernatura de Veracruz, López Obrador dijo que el ex mandatario priista debe ser juzgado por corrupto.
Emplazó a la titular de la PGR, Arely Gómez, a informar sobre las denuncias presentadas tanto contra Duarte como contra el Gobernador electo, el panista Miguel Ángel Yunes Linares.
“A lo mejor hoy mismo hay una rueda de prensa y la procuradora da a conocer cómo están las investigaciones en contra de Duarte y en contra de Yunes Linares”, señaló.
Entrevistado en Poza Rica, el líder de Morena recordó que Duarte fue impulsado por el ex mandatario Fidel Herrera.
“Ya nadie habla de Fidel Herrera, que está de cónsul en Barcelona, ni se despeina”, dijo.
López Obrador sostuvo que durante la pasada campaña por la gubernatura, Yunes Linares fue apoyado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
“El que ganó la elección pasada en Veracruz fue Cuitláhuac García, pero se pusieron de acuerdo como siempre lo hacen”, describió.
En tanto, Cuitláhuac García, ahora diputado federal de Morena, exigió enjuiciar a Duarte no sólo por delitos de corrupción, sino también por los cientos de veracruzanos desaparecidos y por los cuerpos hallados en fosas en la entidad.