La idea de que un gobernante, presidente municipal o diputado puede cambiar tu vida, es un error que se ha cimentado en la cultura de inactividad social, ligada a la creencia de que los políticos se asuman como un mesías que tras ganar las elecciones arregla como por arte de magia las problemáticas sociales, advirtió el presidente del consejo general del Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes, Luis Fernando Landeros Ortiz.

Dijo que las elecciones no son una panacea para la solución o mejoría del estado, sino la participación diaria de los ciudadanos para poder lograrlo, por lo cual hizo un llamado a las urnas, especialmente en el caso de los jóvenes, quienes generalmente son pasivos y registran baja participación en las elecciones.

Señaló que este pensamiento tiene vinculación con el estado de decepción o desilusión hacia los políticos y partidos, que llega a generar baja participación electoral, cuando resulta fundamental que haya involucramiento de los ciudadanos en los procesos electorales, pero también en todos los ámbitos sociales.

“La ideología debe ser al revés, independientemente del color o del gobernante o sus propuestas. Es como cuando un estudiante entra a la universidad y le prometen que saliendo tendrá múltiples oportunidades de trabajo cuando la realidad es otra, y ahí surge una depresión porque se generó ese concepto”.

Los actores políticos deben asumir un papel más serio en sus planteamientos y campañas publicitarias, enfatizando la importancia de la congruencia al momento en que piden el voto ciudadano con el ejemplo de campañas limpias y propuestas, lo cual es posible, pues ha quedado demostrado en otros procesos electorales, reconoció.

Señaló que los candidatos no deben faltar el respeto a la ciudadanía con señalamientos de “guerra sucia”, o limitarse a la búsqueda de las preferencias electorales con un simple eslogan, colores, como elementos de convencimiento, cuando el nivel de conocimientos de la sociedad exige mucho más para dar un voto razonado e informado.

Resaltó que la educación es un elemento clave para eliminar la creencia de que al votar por cierto candidato, las soluciones son instantáneas, pues se requiere modificar la idiosincrasia mediante una formación en valores cívicos desde temprana edad en el hogar y las escuelas.