Exhibición de ciudadanos en redes sociales a cargo de servidores públicos

David Reynoso Rivera Río

En los últimos meses, nos hemos percatado cómo el simple hecho de salir al espacio público puede convertirse para algunas personas en el riesgo de ser el próximo escándalo de las redes sociales. Personajes como #LadyPolanco, #LordMeLaPelas, #GentlemanDeLasLomas #LadyProfeco, El Ferras ó el hijo del papá (mejor conocido como el líder de la CANACA) son ejemplos de ciudadanos que han logrado “salir al estrellato” por diversas razones en redes sociales.
Resalta ante todo este uso de tecnologías, los escándalos suscitados por parte del funcionario de nombre Arneaus den Ruthen, quien se encuentra desempeñando la función de City Manager de la Delegación Miguel Hidalgo en la ahora denominada Ciudad de México. El citado funcionario se ha dedicado en los últimos meses a exhibir todo tipo de escándalos vía Periscope, intentando utilizar la plataforma digital ante faltas ciudadanas y violaciones a la ley.
Considero que nadie está en contra de que los funcionarios hagan el trabajo que les corresponde y todos los mexicanos esperamos que lo hagan de una manera correcta y eficiente; sin embargo, también considero que como ciudadanos tenemos el deber de construir juntos los valores de cultura cívica a efecto de que no se toleren los abusos de autoridad ni se tolere a ciudadanos que faltan a las normas que rigen nuestro actuar.
Dicho lo anterior, es preciso señalar que el problema entonces no estriba en el uso de Periscope o cualquier otra tecnología per se, sino lo que puede llegar a ser un uso abusivo o por encima de las facultades que tiene la autoridad. La modernidad y el uso de herramientas por parte de nuestras autoridades debe de ser un constante como sinónimo de eficiencia; sin embargo, existe una delgada línea entre lo que puede ser una maravilla tecnológica y su contraste con los derechos humanos.
De ahí estriba la problemática en que las autoridades graben a sus ciudadanos, ya que la autoridad únicamente puede actuar conforme a lo establecido en las leyes mientras que a contrasentido, los particulares pueden actuar conforme a todo aquello que no se encuentre prohibido por la ley. Es por ello que hay una diferencia entre ciudadanos exhibiendo a funcionarios y aquellos casos en los que funcionarios son los que exhiban a los ciudadanos, ya que éstos últimos están sujetos al régimen de responsabilidades y limitaciones definidas por la ley.
Recordemos que bajo ninguna circunstancia el Estado tiene permitido generar humillación o escarnio a sus miembros, sino tratar a sus gobernados con dignidad. No se trata de hacer de nuestra convivencia diaria un ¨Big Brother¨ o inclusive un espectáculo, ni mucho menos se trata de querer regular con un mamotreto de miles de leyes ; sino de entender primeramente que existen ciertos puntos medulares en cuanto a estas hipótesis y que como ciudadanos o servidores públicos (según el carácter bajo el cual actuemos) tenemos el deber de respetar los derechos humanos y velar por la sana convivencia.
En conclusión, considero tal y como lo he adelantado en publicaciones anteriores que en algún momento no muy lejano, nuestro país y el mundo entero tendrá que entrar de lleno en interesantísimas discusiones en cuanto al uso de tecnologías de la información y su interacción en la sociedad, ya que en ocasiones esos vacíos legales que existen al día de hoy pueden tener repercusiones de toda índole.
Por el momento, se debe buscar que toda información sea puesta en disposición de manera equilibrada y objetiva, de manera que se eviten casos de abuso de poder por parte de algún funcionario que evidenciando a un ciudadano quiera sacar algún tipo de ventaja (inclusive de carácter electoral). Si evidentemente el funcionario quiere evidenciar un hecho que está cometiendo una persona concreta, pues quizá primero deberá revisar si se encuentra dentro de sus facultades y de ser así, pues atender a todos los parámetros de privacidad. El tema es fascinante y quizá nos pudiera dar para continuar con grandes extensiones de texto; sin embargo, la intención es dejar los planteamientos sobre la mesa y seguir fortaleciendo nuestras conciencias para utilizar de manera responsable todas nuestras herramientas tecnológicas.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr