Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 24-May .- El Gobierno de Javier Duarte “desapareció” 646.6 millones de pesos durante 2012 y 2013 en al menos 73 contratos para la adquisición de bienes a empresas fantasma.
Las secretarías locales de Educación, Protección Civil, Desarrollo Social y el DIF fueron las responsables de firmar estos contratos a una red de 21 empresas fundadas al arranque del sexenio de Duarte, según una investigación periodística de Animal Político.
En esas empresas los socios están relacionados entre sí con direcciones fiscales que resultan ser casas, vecindades, lotes baldíos, panaderías o herrerías, y cuyos dueños o inquilinos aseguran que en esos lugares no ha habido una empresa ni reciben contratos millonarios.
Se añade que los productos que supuestamente se adquirieron no llegaron a su destino o es imposible saber qué ocurrió con ellos, porque las dependencias involucradas reconocieron que no tienen ningún comprobante que pruebe su entrega a los beneficiados en algún programa social.
El reportaje indica que los contratos fueron firmados por funcionarios del grupo político de Javier Duarte, entre los que figuran Alberto Silva Ramos, ex Secretario de Sedesol de Veracruz; Edgar Spinoso Carrera, ex Oficial Mayor de la SEP del estado; Humberto Benítez, ex jefe de la Unidad de Administración de Sedesol, y Tarek Abdalá, ex titular de la Secretaría de Finanzas.
De los 73 contratos analizados, se agrega, 16 fueron por adjudicación directa y otros 57 se otorgaron vía licitaciones cerradas, en las que los propios funcionarios invitaron siempre a las mismas 21 compañías, 19 de las cuales fueron creadas en el sexenio de Duarte y cuyo historial comercial no va más allá de dichos contratos.
Los conceptos de adquisición fueron desde materiales de construcción para pisos y techos de viviendas en zonas marginadas hasta útiles escolares, artículos de limpieza, cobertores, cobijas y despensas.

Niegan irregularidades
En una carta enviada a Animal Político, firmada por Alberto Silva Ramos, hoy vocero del Gobierno de Veracruz, señala que todas las empresas mencionadas en el reportaje con las que trabaja la administración están debidamente registradas y que las licitaciones se realizaron conforme a la ley.
Indicó que para ganar contratos las empresas deben cumplir con requisitos como acta constitutiva, alta ante la Secretaría de Hacienda, comprobante de domicilio de la empresa y estados financieros auditados.
En cuanto a los bienes y productos adquiridos, señala que éstos cumplieron con las metas de los contratos y que cuenta con fotografías que demuestran que los bienes y productos contratados fueron aplicados.