En la colonia San Pablo se registró fuerte movilización policial. Tres ex policías preventivos provocaron la alarma al cobrar a su manera un adeudo de dinero. Intentaron presionar al deudor para que saldara los 20 mil pesos, éste llamó a la policía y finalmente fueron detenidos.
Aproximadamente a las 15:00 horas, los tres ex preventivos arribaron a una casa de empeño ubicada en dicha colonia. Dos de ellos ingresaron y preguntaron por el dueño; ya ante él, le dijeron que eran enviados de una persona para que le pagara el dinero que le debía.
Sorprendido, el afectado les aclaró que el asunto ya se estaba ventilando en las instancias legales correspondientes. No obstante, intentaron convencerlo para que en ese momento pagara.
Temiendo por su seguridad e integridad física, el dueño del negocio optó por llamar al servicio de emergencia y arribaron elementos de varias corporaciones policiales. Los ex municipales intentaron emprender la fuga pero ninguno logró tal fin. Fueron puestos a disposición del ministerio para dar seguimiento a investigaciones.