Personal del área de Psicología que está asignado al Servicio de Emergencia 911, lograron frustrar el suicidio de un hombre que se encontraba bajo una fuerte crisis depresiva y emocional.
El suicidio de este hombre parecía inminente, pero finalmente el personal de Psicología asignados al 911 lograron evitarlo.
Todo se originó cuando en un programa de una radiodifusora local se recibió un mensaje a través del Whatsapp, en el que un radioescucha daba a conocer un recado póstumo, ya que pretendía suicidarse.
Incluso, el hombre pedía perdón a su familia, pues no soportaba la situación que estaba viviendo y había decidido quitarse la vida.
Esta información fue canalizada directamente al 911, donde una psicóloga se comunicó por teléfono con la víctima.
Tras mantener un diálogo durante casi una hora, lapso en el cual el suicida en potencia mostraba una severa crisis depresiva, finalmente la psicóloga logró tranquilizarlo y estabilizarlo emocionalmente.
Lo anterior dio pauta para que personal operativo de la Policía Estatal, paramédicos del ISSEA, lograran ubicar el domicilio donde estaba el suicida en potencia.
Fue así como esta persona fue enviada al Centro “Agua Clara”, donde actualmente se encuentra bajo tratamiento especializado.