Heriberto Alcalá Guerrero

Lo que son a veces las cosas. Resulta que en el municipio de San Francisco de los Romo, policías del Mando Único rescataron a un ratero. Lo salvaron de lo que parecía inminente linchamiento; de hecho, ya le habían propinado severa golpiza.
El delincuente entró a robar en un taller de pintura. Ya llevaba consigo herramientas, prendas de vestir y dinero en efectivo. Entonces fue descubierto por el propietario y junto con otras personas lo sometieron.
Cuando llegó la policía, el sujeto empezó con ridícula actuación. Simulando que se desmayaba debido a los golpes. Los paramédicos lo revisaron y dijeron que no presentaba lesiones graves. El pésimo actor fue puesto a disposición del AMP.
La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que los hechos se suscitaron alrededor de las cinco y media de la tarde, en un taller ubicado en calle Uruguay , fraccionamiento San José de Buenavista, en el municipio de San Francisco de los Romo.
Valga reiterar que el hampón ya pretendía escapar con herramientas, prendas y efectivo, pero justo en ese momento fue descubierto por el dueño. Otras personas le ayudaron para detenerlo y de paso le propinaron un escarmiento. A puñetazos y patadas.
El detenido se negó a identificarse. Esta vez casi lo linchan pero lo salvó el Mando Único.
En hecho aparte, en Jesús María, elementos preventivos arrestaron a contumaz delincuente cuando ya estaba por iniciar el atraco domicilio. Allanó una vivienda ubicada en calle López Mateos del fraccionamiento La Palma.
Los vecinos detectaron al sujeto cuando ingresaba al inmueble por una ventana. Ya en el lugar los uniformados preguntaron al sujeto porqué ingresó al domicilio y argumentó, desde el interior, que había olvidado la llave de la puerta principal.
Sin embargo, en ese momento se acercó el velador de 19 años. Dijo ser quien cuida la finca y agregó que el sujeto había ingresaba a la casa de su vecina sin permiso.
Los oficiales acordonaron la zona y evitaron la fuga del indiciado. Dicho sujeto cuenta con 22 años de edad y 42 ingresos a prisión por faltas administrativas.