Dos consecutivos intentos de extorsión fueron evitados. El primero, por estatales; en el segundo intervinieron policías preventivos. En ambos casos, las personas afectadas solicitaron ayuda a las autoridades, antes de efectuar sendos depósitos de dinero.
Un ciudadano que conducía camioneta Chevrolet Blazer, llamó a los estatales en el cruce de avenida Aguascalientes y Mariano Hidalgo. Dijo que había recibido llamada telefónica en la que le exigían que depositara 20 mil pesos, so pena de causarle daño a su hija.
Pidieron al conductor calma y paciencia mientras ellos localizaban a la jovencita. La encontraron en casa, sana y salva.
Referente al segundo caso, alrededor de las 22:10 horas, policías municipales recibieron el reporte de que en la colonia Estrella, una familia había recibido llamada extraña.
Acudieron al sitio y se entrevistaron con una mujer de 63 años de edad, quien manifestó que había recibido llamada de un supuesto sobrino; éste, le informó que había chocado y necesitaba 7 mil pesos para solventar los gastos.
Ella el respondió que solamente contaba con 4 mil pesos y el sobrino “se conformó” con dicha cantidad. Le dio número de cuenta para que realizara el depósito, sin embargo, en determinado momento le pareció extraña la actitud del sobrino y por aquello de las dudas solicitó la intervención de la policía municipal.
El oficial que atendió reporte habló vía telefónica con el sobrino y detectó de inmediato que se trataba de un intento de extorsión. Orientó a la afectada sobre cómo proceder al respecto.