Rolando Herrera y Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 19-Abr .- El diputado federal Bernardo Quezada se negó a explicar cómo fue que adquirió 13 departamentos en Miami con un valor de 8.2 millones de dólares.
En un mensaje a medios en la Cámara de Diputados, manifestó que todas las transacciones económicas que ha hecho han sido con recursos de origen lícito.
“Todas las actividades empresariales que realizo y he realizado desde hace ya muchos años, incluida mi participación en la sociedad a la que se hace referencia, han sido con recursos lícitos a través del sistema bancario y en términos de las disposiciones fiscales y demás ordenamientos aplicables en la legislación nacional e internacional”, dijo.
Acompañado por algunos de sus colaboradores e integrantes de bancada, rechazó explicar el origen de su riqueza y cómo fue posible que haya adquirido inmuebles millonarios entre 2004 y 2008, cuando desempeñaba cargos dentro del SNTE.
El coordinador del Panal, Luis Alfredo Valles, solicitó a la PGR indagar “el supuesto enriquecimiento ilícito de nuestro compañero diputado federal Bernardo Quezada Salas”.
“Lo único que estoy pidiendo a la Procuraduría es que se investigue por todas las notas periodísticas que han salido y que sea ella la que determine si existe algún delito”, respondió por la tarde a REFORMA.