CIUDAD DE MÉXICO 7-Abr .- El América todavía no se ve afectado por la contaminación ambiental.

El presidente del equipo, Ricardo Peláez, informó que no han pensado en cambiar de horario los entrenamientos, pero lo van analizando el día a día.

Las Águilas trabajar de 10 a 12 del día al aire libre, pese a que la recomendación de la Secretaría de Salud es que no se practiquen actividades al aire libre este horario.

“Hasta el momento no hemos decidido tomar ninguna medida. Es un equipo de futbol y sería muy complejo entrenar en algún lugar cerrado”, comentó.

De cualquier forma, el directivo señaló que va a platicar del tema con el cuerpo médico de las Águilas para ver qué es lo que procederá cuando la calidad del aire sea tan mala, como la del miércoles, cuando se implemento la Fase 1.

“Vamos a tomar cartas en el asunto, afortunadamente no he tenido reportes de que se hayan presentado problemas respiratorios, infecciones, ojos irritados, pero de cualquier manera voy a sentarme a platicar con los médicos para empaparme más del tema”, apuntó.

Incluso, señaló que tampoco están contemplado cambiar de hora el partido del próximo sábado cuando reciban a Xolos a las 17:00 horas en el Estadio Azteca.

Por otra parte, Peláez aseguró que ya se aplicaron las medidas correctivas, de carácter interno, para Michael Arroyo y Darwin Quintero, quienes se perderán el juego de ida de la Final de Concachampions.

“Se le olvidó a Michael que traía un tarjeta amarilla, se quitó la camiseta por la euforia de la anotación del gol, se distrajo, en ese momento no estás pensando ni contabilizando”, destacó.