Silvia Guerra

Como siempre ha sido, las ciudades crecen y se desarrollan día con día y en consecuencia, el número de personas y vehículos que transitan las calles también; por lo que debemos considerar seriamente la aportación positiva que podemos dar cada uno de nosotros al incorporar en nuestro día a día normas básicas de civismo, educación y convivencia al manejar.

La mala educación que tenemos al volante tiene su origen en la “Anonimidad”. Una vez que nos sentamos al volante, nos sentimos los dueños del camino, totalmente aislados del mundo exterior en el pequeño hábitat en el que se convierte nuestro vehículo. Esto hace que nos permitamos tener ciertos excesos que, si estuviéramos frente a frente con una persona, en realidad nos avergonzaríamos de hacerlos.

Te menciono algunos puntos a considerar:

CORTESÍA Y CONSIDERACIÓN

  • Cede el paso al peatón.
  • Si alguien está indicando que quiere entrar frente a ti, permítele hacerlo.
  • No te estaciones en lugares reservados para personas discapacitadas o en rampas.
  • Evita estacionar tu vehículo en doble fila aunque no obstruyas la circulación.
  • Si alguien te cede el paso, asegúrate de agradecerle.
  • En los estacionamientos públicos estaciona tu vehículo en un solo espacio, al salir de tu vehículo, cuida de no golpear el vehículo vecino.
  • Si bloqueas una intersección en un semáforo, procura que al detener tu coche en la fila haya un espacio considerable después del vehículo frente a ti para que permitas que otras personas puedan transitar por esa intersección.
  • Si en un semáforo hay una fila larga de coches para dar vuelta, no te pases el listo poniéndote en segunda o tercera fila y ganándole el paso al primer vehículo al cambiar el semáforo a verde.
  • No detengas tu coche a media calle para saludar a un amigo o entablar una conversación; estaciónate adecuadamente y baja a hablar con la persona.
  • Si hay un embotellamiento no utilices el claxon de manera desmesurada, la fila no avanzará más rápido por hacerlo.

SEGURIDAD

  • Respeta TODOS los señalamientos de tránsito; si por algún motivo desconoces alguno, adquiere un reglamento de tránsito o búscalo en internet.
  • Evita accidentes por quererte pasar de listo haciendo caso omiso de la luz amarilla o roja.
  • No textees o hables por teléfono mientras conduces.
  • No te maquilles al conducir.
  • Si alguien te agrede en el camino, no lo tomes en cuenta y sigue adelante.
  • Respeta los límites de velocidad. Si no quieres tener el tiempo limitado para llegar a tu destino… ¡Sal temprano!
  • Utiliza tus direccionales con tiempo para indicar que virarás próximamente.

Es muy complicado abarcar todas las faltas de tránsito, cortesía y seguridad que podemos tener pero éstas son las más frecuentes, para que las tomes a consideración.

Que tengan una excelente semana.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx