Estuvo de miedo

En el marco de las fiestas alusivas al mes de noviembre, la familia Villalobos llevó a cabo un terrorífico festejo entre amigos.
La cita fue en un jardín privado donde las hermanas Adriana, Ana María y Virginia Villalobos, excelentes anfitrionas, dieron cordial bienvenida a los invitados.
La entrada del lugar lució fantástica decoración iluminada con veladoras, así como un gigantesco marco hecho de globos en tonos anaranjados y negros. También se montó una mesa con manteles y decoración alusiva a la fiesta de “Halloween”; en fin, todo tenía un detalle muy especial.
Conforme los invitados iban llegando, los demás apreciaban los disfraces que portaban, cada uno eligió a su personaje favorito, hubo desde vampiros, calaveras, superhéroes, piratas y personajes caricaturescos, etc.
Conforme el tiempo transcurría, la velada se tonaba cada vez más amena, sobre todo cuando algunos de los invitados cantaron y bailaron utilizando el karaoke.
Asimismo, compartieron la deliciosa cena que fue preparada especialmente para la ocasión, acompañada de botanas y bebidas.