Un hombre estuvo a punto de quedar sepultado vivo, luego de que al momento de estar sacando arena en el río, ocurrió un desgaje que lo aplastó completamente.
La oportuna intervención de Bomberos Estatales y Bomberos Municipales de Rincón de Romos, así como los mismos vecinos familiares, evitaron que este hombre quedara sepultado y sufriera una horrible muerte.
La tragedia se registró el lunes por la tarde, cuando un hombre identificado como José Luis, de 48 años, con domicilio en la calle Niños Héroes, en el poblado de Mar Negro, en Rincón de Romos, estaba sacando arena del río que se ubica en ese lugar.
Pero debido al reblandecimiento de la tierra por la lluvia, en determinado momento, se desgajó una parte de las paredes del cauce del río.
Lo anterior provocó que José Luis quedara atrapado en un alud de tierra.
Algunos habitantes de la zona y familiares de la víctima, al escuchar el fuerte estruendo acudieron a ver lo que sucedía y descubrieron que José Luis estaba enterrado entre varias toneladas de arena.
Estas mismas personas iniciaron las labores de rescate, al tiempo que solicitaban la presencia de los servicios de emergencia.
Los familiares y vecinos lograron excavar lo suficiente, para retirar la tierra que cubría la cabeza de José Luis.
Minutos después llegaron Bomberos Estatales y Bomberos Municipales de Rincón de Romos, quienes continuaron con las labores de rescate del hombre que había quedado sepultado por el alud de tierra.
Gracias a la oportuna intervención de este grupo de personas y socorristas, José Luis fue rescatado vivo, aunque con algunas fracturas y lesiones de gravedad.
Luego de ser estabilizado por paramédicos, a bordo de una ambulancia del ISSEA fue trasladado a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos.