Ayer por la mañana dos estudiantes normalistas denunciaron ante los medios de comunicación acoso por parte de elementos de Seguridad Pública Estatal y Municipal. Además, señalaron que les fue suspendido el suministro de alimentos y rechazaron categóricamente la propuesta de que dicho plantel sea mixto, al considerar que no hay la infraestructura adecuada para ello.

Aseguraron que alumnas de dicho plantel han sido intimidadas desde el pasado fin de semana, por parte de elementos de la policía estatal y municipal. “Nos dijeron que era con el fin de arreglar las cosas, pero para entonces ya había una gran cantidad de patrullas rodeando el edificio del plantel; de cualquier forma, no se les permitió el paso”.

SOBRE EL ATRACO A REPARTIDORES. Sobre el robo a un camión de refrescos ocurrido el pasado fin de semana y que fue difundido por redes sociales, las normalistas negaron que fuera parte de actos vandálicos y por el contrario, dijeron que el propio chofer de la unidad cedió en todo momento a entregarles los víveres.

Igualmente, pidieron que sea respetado su derecho a la libertad de expresión, toda vez que no se les ha permitido informar a la comunidad lo que está ocurriendo, afirmando que es una forma de presión para que sea aceptado lo que las autoridades pretenden imponer.

Finalmente, las normalistas advirtieron que continuarán su lucha y no agotarán el diálogo con las autoridades hasta conseguir que se cumpla con su pliego petitorio.