La Secretaría de Seguridad Pública del Estado estrechó la vigilancia en sucursales bancarias y cajeros automáticos, mediante una estrategia de permanente vigilancia, dado el importante afluente de personas que entran o salen de bancos con dinero, afirmó el General Eduardo Bahena Pineda, secretario de Seguridad Pública.
Informó que existe un operativo y un protocolo que se acaba de reforzar para mantener más estrechamente vigiladas las instituciones bancarias en la entidad, soportada por el Mando Único y en donde la participación de los cuerpos municipales de seguridad juega un importante papel en esta estrategia.
Al hablar sobre la participación de elementos de otros municipios en tareas de vigilancia, dijo que el Mando Único y la Policía Estatal en coordinación con la Policía Municipal de Aguascalientes, mantienen operaciones de presencia y vigilancia en las instituciones bancarias y cajeros automáticos a fin de prevenir la comisión de ilícitos en agravio de cuentahabientes que acuden a los bancos a retirar dinero y lo que se pretende es prevenir que no sean sorprendidos por vivales.
Bahena Pineda indicó que una de las acciones que se realizan de forma inmediata es la implementación de los protocolos de seguridad ante una eventualidad, entre los que se encuentran los puntos de atención en el exterior de los bancos y cajeros automáticos, además de los recorridos a pie tierra en las inmediaciones de las instituciones bancarias que son auxiliados por sobrevuelos de vigilancia del helicóptero de la Policía Estatal.
Explicó que ahora, los policías se entrevistan con los gerentes de bancos, a quienes se les dan recomendaciones para que al registrarse la presencia de personas sospechosas al interior o exterior, den aviso de inmediato a través de la línea de emergencia del 066.
Dijo que ingresan a los estacionamientos de los bancos para verificar que no haya personas sospechosas. Reiteró que ofrece el servicio gratuito de apoyo en custodia de valores a los ciudadanos que necesiten realizar depósitos o retiros de dinero en efectivo y prevenir que sean víctimas de algún ilícito. Este servicio sigue sin utilizarse mucho, pero confió en que poco a poco, la gente se habitúe al resguardo de su dinero cuando los llevan de un lugar a otro.
Durante el día y la noche se mantiene la vigilancia en todos los sectores para evitar que se den los robos de cualquier tipo, y a la ciudadanía como a los comerciantes se les pide, que extremen precauciones para que no vayan a ser víctimas de los delincuentes, exhortándolos respetuosamente que si ven a algún sospechoso de inmediato llamen al número de emergencias.