El mandatario estatal, Carlos Lozano de la Torre, en el marco de la toma de protesta del general Eduardo Emilio Zárate Landero como nuevo comandante de la V Región Militar, que comprende los estados de Aguascalientes, Colima, Jalisco, Nayarit y Zacatecas, agradeció al general Cienfuegos su disposición para trabajar en coordinación con el Gobierno del Estado.

Expresó su beneplácito por el especial interés que el Ejército mexicano ha prodigado para Aguascalientes bajo el mando del general Juan Manuel Espinoza Valencia, Comandante de la XIV Zona Militar, presente también en este evento, con sede en le ciudad de Guadalajara.

En esta oportunidad hablaron sobre los operativos que hasta ahora se han manejado en Aguascalientes, y acordaron estrechar todas y cada una de las posibilidades para reforzar la vigilancia en esta zona, así como la elaboración de planes y estrategias conjuntas en contra del crimen organizado, lo que requiere del fortalecimiento de la participación del Ejército en el apoyo de la seguridad de la entidad, priorizando los canales de comunicación efectivos entre las fuerzas armadas y las corporaciones que integran el Mando Único de Policía.

El mandatario estatal y el secretario de la Defensa coincidieron en que la coordinación entre la Fiscalía General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado aseguran que la colaboración del Ejército permitirá cerrar todos los márgenes de acción para la delincuencia, lo cual genera certeza y seguridad para todos, consolidando las grandes inversiones y fomentando la sana convivencia de las familias aguascalentenses.

Carlos Lozano reiteró su reconocimiento al Ejército Mexicano por su trabajo para preservar la seguridad nacional, y por el esfuerzo que en todo momento ha mostrado al coadyuvar de forma determinante en la lucha contra el crimen organizado y el combate al narcotráfico.

El personal del Ejército Mexicano, y en particular el que está adscrito en nuestra entidad, merece un especial reconocimiento por su compromiso, honestidad y profesionalismo, y porque han estado siempre vigentes ante cualquier hecho o acto que pudiera poner en peligro el bienestar de la población.