GUADALAJARA, Jalisco.- El piloto Antonio Pérez sintió cerca la muerte el domingo cuando fue impactado por el carro de Luis Felipe Montaño contra la barda del Autódromo Hermanos Rodríguez, durante la carrera Final de la Súper Copa Telcel 2016.

“La verdad es que estoy vivo de milagro”, declaró Toño Pérez, un día después del accidente ocurrido a ocho vueltas de terminar la carrera de la categoría Súper V8.

El hermano de “Checo” Pérez, el piloto de F1, calcula que iban a unos 180 kilómetros por hora cuando al entrar a la vuelta 1 Montaño lo impactó y lo fue llevando contra la barrera de protección.

“Lo único que me queda claro es que fue un accidente totalmente intencional, no me queda la menor duda, sin medir las consecuencias de lo que pudo pasar, sólo me queda dar gracias a Dios que estoy vivo y con mi familia porque no pasó nada grave”, agregó.

El golpe se dio en una curva, en la que los organizadores dejaron las barreras de protección (Tecpro) que se usaron en el Gran Premio de México de la Fórmula Uno una semana antes.

“De no ser por esas protecciones, pego contra la barda de concreto y difícilmente seguiría vivo, me salvaron la vida”, afirmó Pérez.

En su cuenta de Twitter, Toño balconeó a Montaño al adjuntar el pantallazo de un mensaje que le envió a través de Whatsapp en el que le dice que él no cree que tuvo la culpa del incidente.