Francisco Márquez
Agencia Reforma

FIAT ha replanteado su estrategia comercial para incrementar su presencia a nivel global. Uno de los pilares en esta nueva estrategia consiste en ofrecer un amplio portafolio de productos, enfocándose en vehículos hatchback pequeños y medianos.
En México la estrategia fue planteada desde el año pasado con la llegada de modelos como Uno y Palio, así como sus versiones de imagen deportiva así como del 500L.
Ahora llega al País el primer crossover en la historia de la marca, FIAT 500X, un modelo con diseño atractivo, mecánica avanzada y equipamiento de primer nivel.
Proveniente de la planta de Melfi, Italia, el FIAT 500X mantiene la imagen de diseño que ha sido representativa en la firma italiana, ahora con un aspecto más aventurero.
El diseño del crossover se basa en el 500, con elementos exteriores que denotan una nueva personalidad. Es importante puntualizar que no comparte siquiera plataforma con el Cinquecento.
Diseñado en el Centro S Tile, en Turín, Italia, mantiene la esencia con una carrocería de aspecto robusto en la zona frontal, así como en los laterales, sin dejar del lado elementos como la fascia delantera y los faros redondos.
El aspecto mecánico es uno de los más interesantes en este segmento, con un motor de cuatro cilindros 2.4 litros Tigershark Multiair el cual desarrolla 180 caballos de potencia y 170 libras-pie de torque.
Este motor se encuentra acoplado a una transmisión automática de nueve velocidades, la cual posee un ajuste de conducción en tres modalidades, Normal, Sport y Tracción.
En el modo Normal, se enfoca a ofrecer mayor confort a los ocupantes, en tanto que la modalidad Sport optimiza el desempeño de motor y transmisión. La modalidad Tracción es ideal para terrenos con menor adherencia como terracerías.
Para ofrecer un desempeño adecuado, la firma italiana optó por utilizar suspensión delantera independiente liviana con puntales McPherson, la cual proporciona un manejo suave, en tanto que la suspensión trasera es independiente.
Durante la presentación, la firma llevó a cabo una prueba de manejo en un tramo de Baja California Sur, donde se comprobaron las bondades del 500X.
Destaca la rápida respuesta del motor y el trabajo con la transmisión, para ofrecer un balance en desempeño y consumo. Cuando se pisa el acelerador con entusiasmo, el motor se muestra brioso, en tanto que el peso del vehículo no es impedimento para su desempeño.
Con la configuración Sport, se percibe una dirección poco rígida, lo cual es benéfico al maniobrar en altas velocidades. El trabajo de la suspensión también es confortable en todo momento, además de que, gracias a la altura, las terracerías o zonas con asfalto maltratado no representan problema alguno.
FIAT 500X en su paso por curvas en altas velocidades mantiene el dinamismo, donde no se percibe que el vehículo se recargue en las zonas laterales, manteniendo un buen balance.
Al interior, los acabados se perciben de alta calidad, además de que los asientos son sumamente confortables.
Un diseño limpio en el tablero mantiene la atmósfera agradable, donde la pantalla de 6.5 pulgadas no se percibe intrusiva. El cuadro de instrumentación posee un diseño moderno, con información personalizable y práctica.
En materia de seguridad FIAT 500X también mantiene puntos relevantes, ya que cuenta con siete bolsas de aire, control de estabilidad, sistema de antibloqueo de frenos, control electrónico antivuelco y asistencias como monitoreo de punto ciego.
FIAT 500X está disponible en versiones Easy, con un precio de 384 mil 900 pesos, en tanto que la versión Trekking tiene un precio de 414 mil 900 pesos. Próximamente se sumará una versión denominada Trekking Plus.