De manteles largos se encuentra la familia Rosales Gutiérrez por el reciente festejo de las bodas de oro del matrimonio conformado por Esteban Rosales Arenas y Gloria Gutiérrez Salazar.
La promesa que hace 50 años hicieron a Dios, se ha visto cumplida con satisfacción y es por eso que la feliz pareja ha retornado ante Él, para agradecerle por el amor vivo que no se ha extinguido desde el primer día.
La Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús fue el recinto religioso que enmarcó su renovación de votos matrimoniales, a cuya ceremonia acudieron acompañados de sus nueve hijos: Graciela, Juan Manuel, Silvia, Blanca, Griselda, Jesús, Verónica, Esteban y Alma, sus 30 nietos y 12 bisnietos, quienes elevaron sus plegarias al señor para que siga bendiciendo la unión entre sus padres.
Nuevamente intercambiaron anillos, arras y sobre todo los votos de amor, fidelidad y respeto, tal y como lo hicieron el día de su boda.
Para festejar medio siglo de feliz matrimonio, el salón del Maestro Jubilado abrió sus puertas para recibir a los esposos, donde departieron con ellos familiares y amigos, quienes los felicitaron sinceramente.

El detalle

La familia conformada por nueve hijos, 30 nietos y 12 bisnietos se reunió para celebrar con júbilo el 50 aniversario de bodas.