El “Jolgorio de Calaveras”, título del tradicional Desfile de Calaveras, dejó a su paso un ambiente de fiesta, color y diversión, enmarcado por un cielo estrellado y un ambiente que aunque fresco, permitió a la comunidad de esta tierra, disfrutar de principio a fin, de una alegre fiesta.
Con este popular desfile, oficialmente dio inicio el Festival de Calaveras, celebrando ya 22 años de su conformación, trayendo para los aguascalentenses y para sus visitantes un sinfín de eventos culturales y artísticos de gran calidad, de manera gratuita.
El gobernador Carlos Lozano de la Torre acompañado de su esposa, Blanca Rivera Río de Lozano y de varios miembros de su gabinete, inauguró el cartel conmemorativo, para dar paso al Escuadrón de Educación Vial, de la Secretaría de Seguridad Pública y dar la pauta para cerca de dos horas de jolgorio.
En este año, dedicado a otro artista aguascalentense, Jesús Fructuoso Contreras, fue que dentro de los trece carros alegóricos que desfilaron, comenzaron con uno dedicado a este talentoso artista, con su máxima obra, bajo el título, “Malgré Tout”.
Otros más como “La Máscara de Jade”, apareció imponente atrayendo la atención de los más pequeños. Le siguieron “La Muerte Dulce”, otro símbolo de tradición de estas fechas, seguido de “La Muerte Revolucionaria”, que hizo alusión a su imponente presencia en la época de la Revolución Mexicana”. “Las Platas” nos recordó una de tantas leyendas de muertos, mientras que “La Peste”, se mostró majestuosa ante los espectadores.
“La boca del Infierno”, uno de los carros inspirado en uno de los grabados de Posada, también desfiló, al igual que “Jesús Terán Peredo”, carro dedicado a uno de los principales precursores en Aguascalientes de la cultura y su apoyo a ella, durante su mandato.
La gente apreció los carros alegóricos titulados “Los periodistas”, grabado de Guadalupe Posada y su crítica a los periódicos de finales del siglo pasado. “La inocencia” y “El Jarabe de ultratumba”, antecedieron a la esperada Catrina, que fe recibida con aplausos e interminables porras.
Con la algarabía típica de Aguascalientes y de su estado invitado, Puebla, más de mil personas, entre bailarines, matlachines, músicos, escuelas de Kung fu y comparsas, llenaron de entusiasmo a la concurrencia que se apostó en las principales calles con anticipación, con la finalidad de disfrutar uno de los desfiles más ansiados por los niños y adultos.
Cientos de calaveras desfilaron derramando su encanto, luciéndose con todo su esplendor y contagiando con su carisma a toda la gente congregada en las principales avenidas del centro histórico.
Con el cielo nocturno iluminado por los fuegos artificiales, llegó el carro principal de “La Catrina” personaje emblemático creado por José Guadalupe Posada y con el cual dio por concluido el colorido Desfile de Calaveras en su edición 2016.