Cuando la mortandad de reses de engorda por la presunta contaminación de un lote de 140 toneladas de pollinaza con toxinas botulinicas o desinfectantes, está por alcanzar una afectación de 2,000 cabezas de ganado en la region surponiente de Aguascalientes, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad, y Calidad Agroalimentaria puso en cuarentena la granja avícola en la que se habría generado el suplemento alimenticio.
El presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesus Guzmán de Alba informó que el SENASICA tomó muestras de pollinaza y de restos de los animales muertos para realizar pruebas de laboratorio con la finalidad de dar certeza al origen de la problemática, cuyos resultados serán informados a la brevedad por el director regional del organismo dependiente de Sagarpa, Laureano Vázquez.
Expuso que hasta el momento no puede manejarse una actuación ventajosa del productor de la pollinaza, ya que se requiere conocer los resultados de muestras para conocer con exactitud las circunstancias de la muerte del ganado.
El dirigente ganadero indicó que existen dos vías de trabajo para dar solución a la problemática, donde se busca que los afectados accedan a programas de apoyo ante la contingencia, para lo cual se espera nuevamente la presencia del coordinador de ganadería de la Sagarpa, José Francisco Gurría para ofrecer alternativas a los productores.
La otra vía se centra en la entrega de resultados de laboratorio por parte de las autoridades, para conocer las causas reales de la mortandad, y así se puedan definir acciones legales, contra quienes resulten responsables.
Abundó que también debe analizarse la importancia que tiene la significativa producción de pollinaza en el estado para la actividad ganadera de engorda de bovinos, y pidió la participación de la Asociación de Avicultores del Estado para evitar que esta situación pueda registrarse en el futuro.
Por su parte, el presidente de la Asociación Ganadera Local del Municipio de Calvillo, Juan de Jesús Valdivia Hernández, reconoció que el principal distribuidor de pollinaza en esa región es el exdiputado federal panista, Raudel López López, quien también resultó afectado junto con su hermano con la pérdida de 35 semovientes por darles este alimento.
Señaló que el distribuidor asegura no haber actuado con alevosía, ya que él no es productor de la pollinaza, sino que se dedica a la reventa del suplemento. Reportes indican que habría sido generada y comercializada por el productor avícola Jesús Gutiérrez Martín del Campo, a través de la Distribuidora El Borrego.
Raudel López López afirmó que aproximadamente hace 20 días tuvo conocimiento de que un productor al que había vendido pollinaza encontró síntomas similares a intoxicación en sus animales, como los reportados por presunta contaminación, y desde ese momento suspendió la venta e incluso recibió las devoluciones de distintos productores.
Enfatizó que prepara una estrategia legal de defensa, pero también interpondrá demanda contra quienes resulten responsables por los perjuicios generados, al tiempo que mantiene el diálogo con las autoridades y productores afectados.