Consejería, asesoramiento, cotizaciones y diagnósticos en el área de ortodoncia se ofrecen hoy en día hasta vía WhatsApp, lo cual resulta temerario para la salud bucal de quienes confían en estos métodos de “atención médica”, advirtió el Colegio de Ortodoncistas de Aguascalientes.

En el marco de la renovación de su mesa directiva, en la que Carmenchu Arellano Espinosa relevó en la presidencia a Ana Italia Marín Bosque, se refrendó el compromiso de este organismo para combatir de frente y sin miramiento alguno la situación crítica que vive la ortodoncia en México y por ende en Aguascalientes.

Y es que según cifras de la Asociación Mexicana de Ortodoncia, se estima que en nuestro país la proporción de los usuarios de brackets es que solamente uno de cada siete pacientes está siendo atendido por verdaderos especialistas.

La situación, se recalcó, abre una amplia posibilidad de que en el resto de los pacientes se estén generando incontables efectos adversos a la salud bucal y ellos por supuesto no lo saben.

Durante el evento, en el que se resaltaron los logros alcanzados por la administración saliente y se renovaron retos para el siguiente bienio, se condenó la proliferación de diplomados, cursos informales o pláticas en las cuales desafortunadamente algunos dentistas se “preparan”.

Quizá pecando de inocencia o con algún interés económico, se atreven a ejercer la especialidad que requiere hoy en día en México y en todo el mundo, un postgrado de tiempo completo.

En ese contexto y luego de rendir protesta como nueva presidenta del Colegio, Carmenchu Arellano Espinosa se comprometió a dar seguimiento a este tema, así como al fomento a la cultura de la salud dental y bucal, además de servicio de calidad a la población.

Igualmente, anunció que una de sus líneas de acción será acercarse a la población mas vulnerable, trabajando de la mano con el DIF para la atención especial de menores que viven en condiciones de pobreza.