Es inminente la reapertura de Rusia a las exportaciones de carne mexicana, que sufrió un bloqueo comercial por el presunto uso de ractopamina, sustancia utilizada para el incremento de la masa muscular.
Se espera que el país euroasiático oficialice este anuncio en los próximos meses, para lo cual los engordadores del estado ya visualizan la atención de ese mercado por el gran atractivo que ofrece, manifestó José de Jesús Guzmán de Alba, presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida de Aguascalientes.
El bloqueo de las exportaciones impuesto por aquel país representó en su momento la pérdida del 5 por ciento de los volúmenes de carne enviada al extranjero, que concentra el mayor nivel hacia los Estados Unidos, y una proporción menor en países asiáticos, refirió.
Explicó que el uso de la ractopamina en el ganado sí es permitido a nivel nacional e internacional, como un promotor del crecimiento, pero en el caso de Rusia se mantiene esta prohibición pese estudios que no advierten peligro en su aplicación.
El dirigente ganadero señaló que los engordadores están listos para cumplir con las medidas y especificaciones de Rusia, por lo cual se tienen las condiciones para abastecer el volumen de exportaciones que se llegaron a registrar antes de 2013, cuando se oficializó el bloqueo.
Guzmán de Alba destacó que la atención del mercado ruso es un aspecto fundamental para los productores de carne de res, debido a los ingresos y volumen que representan, al grado que se ubicaba como el segundo importador más importante de la carne mexicana.
Enfatizó que los ganaderos también se alistan para incorporarse en otros mercados de gran demanda y rentabilidad que exigen procesos de inocuidad mucho mayor y reglamentación especial de carácter religioso, como sucede en el caso de países árabes y de Asia.