CDMX.- Cruz Azul no ha buscado a Rubén Omar Romano pero él espera la llamada para volver por su revancha.

El técnico argentino negó haberse reunido el domingo con Eduardo de la Torre, director deportivo celeste.

“Coincidimos en un restaurante, comí solo, con el dueño del restaurant; en otra mesa estaba El ‘Yayo’, en otra mesa estaba el representante Gerardo Olvera y yo no hablé con ninguno”, explicó Romano a Grupo REFORMA.

“Están inventando, no, no, no me reuní con ellos. No lo vi (al “Yayo”), lo vi cuando se iba de lejos pero no lo vi”.

El entrenador sabe que hay oportunidad de volver a La Máquina, luego de la renuncia de Tomás Boy.

Romano quiere terminar lo que no pudo en 2005, cuando fue secuestrado.

“Siempre dije que algún día me gustaría regresar a Cruz Azul y no sé si es ahora el momento pero sí, es un club que me dejó muchas cosas, fue un cambio en mi vida, por el evento que sucedió personal y que lamentablemente por ese evento, no se pudo continuar”, apuntó.

“Más allá de que hicimos una temporada muy importante, más de 60 puntos en los dos torneos, llegamos a una Semifinal, pero bueno, hoy por hoy, nadie ha hablado conmigo y a esperar”.

Entre los candidatos también suenan José Cardozo y Gustavo Matosas, ahora desempleados.

Por lo pronto, el conjunto cementero entrena a las órdenes de Joaquín Moreno, quien prepara al equipo para cerrar el Apertura 2016. (Félix Zapata/Agencia Reforma)