CDMX.- La tensión en la Liga Mexicana de Beisbol sigue en aumento. Plinio Escalante, presidente del circuito veraniego, comentó ayer que analiza la posibilidad de presentar una demanda en contra del propietario de los Sultanes de Monterrey, José Maiz, tras las declaraciones de éste último en su contra.

“Dice Maiz que manejo la Liga Mexicana con los pies, cuando el que lo hace es él con su equipo. No había pensado hacer nada, pero cuando te das cuenta que esas acusaciones ya afectan a tu familia, entonces lo piensas. Analizaré con mis abogados hasta dónde podríamos llegar”, dijo Escalante.

La disputa inició luego de que Maiz expresara su rechazo a la regla que contempla la libre incorporación de peloteros de doble nacionalidad y comentara que a Escalante la dirigencia de LMB “le queda grande”.

Al respecto, Maiz aseguró que se mantendrá firme en su postura y respetará las acciones que el directivo decida emprender.

“Están en su derecho de hacerlo (si lo quieren demandar). Lo sigo diciendo, no estoy de acuerdo, hay que defender a nuestros jugadores mexicanos. Yo sí estoy de acuerdo que jueguen los mexicoamericanos, pero que jueguen reglamentados”, enfatizó. (Juan Carlos Jiménez/Agencia Reforma)