Elegante cena de gala compartieron los integrantes del Banco de Sangre Universitario “Rafael Macías Peña”, al cerrar con broche de oro el VIII Congreso de la Promoción Altruista “Dr. Héctor Berumen Félix, Dr. Juan José Juárez Esparza y Dr. Luis Castillo Hernández”, en el marco del 40 aniversario de esta instancia universitaria.
Por varios días se llevó a cabo dicho Congreso donde se hizo la entrega del vehículo Sprinter Ambulancia 311, una nueva unidad móvil para el Banco de Sangre Universitario MAC.
En el evento también se logró una recolección de 70 unidades de sangre en la campaña de donación altruista realizada en días pasados, por lo que más allá de ser un movimiento altruista, el BSU representa un instrumento para el cambio de conciencia en la sociedad.
Ante las peticiones realizadas por integrantes del Banco de Sangre Universitario para contar con equipamiento actualizado que permita realizar un servicio de donación de sangre de alta calidad, se gestionaron recursos para adquirir la ambulancia para este banco de sangre y apoyar su labor altruista en beneficio de los aguascalentenses, así lo anunció el rector Mario Andrade Cervantes.
En este mismo evento, el director del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS) del ISSEA, Rogelio Mora Aguilera, se comprometió para lograr el equipamiento de esta nueva unidad móvil para que cualquier interesado en realizar donación de sangre altruista pueda realizarlo en este vehículo, el cual será dirigido y administrado por el banco de sangre de la UAA.
Andrade Cervantes apuntó que el Banco de Sangre Universitario realiza tres campañas de donación altruista anualmente, teniendo como meta la obtención de 150 unidades de sangre que posteriormente son enviadas al CETS del ISSEA para su distribución a quien más lo necesite, por lo que de esta forma la UAA contribuye a salvaguardar la vida de hasta 450 personas en la entidad.
Igualmente, manifestó que según estadísticas del CETS, las donaciones altruistas representan alrededor del 4% del total de donaciones, por lo que invitó a la comunidad universitaria y a los aguascalentenses a sumarse a esta causa que, desde hace 40 años, ha salvado la vida de miles de personas.
A lo largo de todo este tiempo, de superar desafíos y promover la donación altruista de sangre, miles de personas han sobrevivido gracias a sus aportaciones, por lo que destacó que la UAA debe dar continuidad y seguir impulsando el Banco de Sangre para las próximas generaciones, pues más allá de ser un movimiento altruista, representa un instrumento para el cambio de conciencia de la sociedad.