Muy hermosa lució Melissa Bernal Salas al darle la bienvenida a la edad de las ilusiones y para celebrar esta ocasión, arribó al templo de San Antonio de Padua para participar de la santa misa y agradecer a Dios por sus primeros quince años de vida.
En la puerta de la iglesia recibió en compañía de sus padres Arcadio Bernal Bocanegra y Rosalía Salas Reyes, la bienvenida a la casa del Creador que el siervo de la iglesia derramó sobre todos ellos.
Ya en el altar, la hermosa jovencita agradeció al Altísimo los dones y virtudes con los que la ha dotado desde el día de su bautizo, y a su padres el haberle brindado su apoyo, amor y cariño.
Asimismo el presbítero conminó a los presentes, en especial a sus papás y a su madrina, Fátima Montserrat Herrera Salas, a elevar sus oraciones en favor de la quinceañera para que Jesús la proteja a lo largo de su juventud, que ahora da comienzo.
Al término de la ceremonia eucarística, la hermosa jovencita protagonizó una convivencia en un salón particular, al que acudieron familiares y amigos para manifestarles su más sincera felicitación y compartir con ella una velada agradable que se extendió por varias horas.