Se convirtió en una hermosa quinceañera Sheila Magali Sandoval Esparza, quien acudió a la casa de Dios en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, para agradecerle el don de la vida.
En la grata compañía de su mamá, la señora Norma Angélica Esparza, de sus padrinos Juan Alberto y Beatriz Esparza Peralta, así como de todos sus seres queridos, que tuvieron a bien congregarse en su honor, la hermosa jovencita participó de la sagrada eucaristía.
Con atención escuchó el mensaje que le brindó el clérigo que presidió la celebración religiosa, el cual sin duda llevará consigo siendo ejemplo de mujer llena de valores, que a partir de ese momento pondrá en práctica durante su vida y en sus proyectos venideros.
En el atrio del recinto, el mariachi la recibió con sus bellas notas musicales, mientras que sus invitados uno a uno se acercaron a brindarle sus abrazos de felicitación.
Una fiesta llena de música, bebidas y rica comida, fue la que disfrutó la homenajeada con sus amigos, todo enmarcado por el salón Terraza Diez, especialmente reservado para esta ocasión especial.