El presidente de la Asociación de Gasolineros Unidos del Centro, Jesús López López, reconoció el limitado almacenaje de gasolina que hay en el país, y por consecuencia en Aguascalientes, sin embargo aclaró: “No es alarmante, es de cuidado, en el sentido de estar en contacto con Pemex, para que esté surtiendo, si no con el volumen que quisiéramos, por lo menos que no deje de surtir” el combustible.

Explicó que en México, efectivamente cuenta son reservas de gasolina para dos días, así lo ha venido haciendo desde hace mucho, porque Pemex trabaja con el esquema de ‘just in time’, es decir, produce e importa gasolina y va al día porque no se tiene la capacidad de almacenar más combustible, como en otros países que cuentan con muchos días de “colchón” asegurando que no habrá desabasto en el mercado.

Por ello, dijo, “hay una escasez controlada, sin mayor situación que ponga en riesgo el abasto en el estado”, en la medida en que Pemex surta de producto a las estaciones, como lo ha venido haciendo, sin mayores contratiempos.

Explicó que el año pasado se generó una escasez de gasolinas debido a que los gasolineros no tenían reservas en sus estaciones y la logística de Pemex falló, generando un delicado desequilibrio entre la oferta y la demanda que incluso tuvo matices sociales, dado que hubo hasta golpes en algunas estaciones porque la gente quería a como diera lugar gasolina, temiendo que se paralizara la actividad transportista.

Ahora la situación es distinta, Pemex aprendió también de la experiencia del año pasado y ahora toma sus precauciones para no dejar de surtir de producto a las estaciones de Aguascalientes.

Además, cada estación mantiene sus propias reservas, y eso varía mucho, porque hay quienes tienen más producto que otros, pero en promedio, ahora mantienen dos terceras partes de producto en sus tanques de almacenamiento para evitar quedarse sin producto.

Advirtió sin embargo que, ante alza de la demanda de combustible, generada de manera artificial por la desinformación, pudiera provocar nuevamente un desequilibrio entre la oferta y demanda.

Por ello, hizo un llamado a los consumidores a no variar sus esquemas de consumo, que no es necesario que carguen combustible de más, ya que el abasto está asegurado, sólo que de forma estructural, el país sólo cuenta con gasolina para dos días, sin que ello signifique que en dos días se agotará el producto, sino que esa es su capacidad de reservas.

En ocasiones, Pemex hace labores de mantenimiento a sus ductos y suspende la distribución de gasolina, pero es de forma habitual, se atrasa en la entrega de combustible, pero es algo tan habitual que los consumidores no se dan cuenta cuando esto sucede porque al final, si no encuentran gasolina en su estación de costumbre, terminan cargando combustible en cualquier otro punto de venta sin mayor problema, aseguró el presidente de los gasolineros en la entidad.