Es su matrimonio de origen divino

El templo de Nuestra Señora del Rosario recibió a Cynthia Ivette Ramírez Valenzuela y Daniel Martínez Díaz, pareja que ha decidido poner punto final a su relación como novios al formar su propia familia.
Fue el hermoso recinto de La Merced donde los contrayentes, acompañados por sus padres, Sandra Luz Díaz González y Juan José Martínez Villanueva, por parte de él, al igual que Araceli Valenzuela Bañuelos y Víctor Manuel Ramírez Rodríguez, por parte de ella, aceptaron compartir un hogar hasta el fin de sus días.
Rodeados de sus seres queridos, quienes a favor suyo elevaron sus plegarias al Padre Celestial, los contrayentes intercambiaron argollas matrimoniales, que portarán con orgullo en su mano izquierda en señal de compromiso fiel e inquebrantable con el ser amado.
La ceremonia religiosa concluyó con el júbilo de los presentes que, en su honor, brindaron durante el festejo que se llevó a cabo en el salón Jardín Gran Concordia.

Compartir
Artículo anteriorRecién casados
Artículo siguienteCaminarán juntos