CIUDAD DE MÉXICO.- Él fue la razón por la que dejaron ir a Troy Tulowitzki.

El novato de los Rockies de Colorado, Trevor Story, ha tomado por asalto al beisbol en el primer mes de temporada de Grandes Ligas, la cual encabeza con ocho cuadrangulares.

“Es algo que ni siquiera sueñas o algo que yo no había soñado. Realmente es especial”, aseguró el torpedero, después de su primer duelo en las Mayores, en el que castigó con dos jonrones al as de Arizona y líder de efectividad de la Gran Carpa en 2015, Zack Greinke.

La gran racha de Story no paró ahí, ya que luego se convirtió en el primer pelotero desde 1900 en sacarla del parque en los primeros tres juegos de su carrera.

Y su bat no parece enfriarse. Ayer, atizó un vuelacercas solitario con el que los Rockies tomaron una ventaja definitiva en el octavo inning y vencieron 5-1 a los Rojos para mejorar su récord a 8-5, en la cima de la División Oeste.

Story, de 23 años, fue seleccionado en la primera ronda -45 global- del draft amateur 2011 de las Mayores, detrás de jugadores como Gerrit Cole, José Fernández, Sonny Gray y Joe Panik, quienes ya presumen un Juego de Estrellas.

Después de tres campañas en Ligas Menores -en 2015 llegó hasta Triple A-, el slugger recibió su primera invitación a las prácticas primaverales en 2014, aunque fue hasta la siguiente pretemporada que comenzó a impresionar, al pegar para .321 con un vuelacercas en 28 turnos.

Este año se ganó un puesto en el equipo grande, tras aporrear seis jonrones y promediar .340.

“Es muy maduro para su edad”, reconoce el mánager de Colorado, Walt Weiss.

Si bien su bateo recibe más elogios e incluso ha despertado comparaciones con su antecesor Tulowitzki, es su gran guante en las paradas cortas el que podría mantenerlo a este nivel por muchos años. (Staff/Agencia Reforma)