Pablo Manuel Flores Vera sostuvo hermoso encuentro con Jesús, mediante el sacramento del bautismo.
La ceremonia fue enmarcada por el templo Nuestra Señora de Fátima, donde destacó la presencia de Manuel Flores y Daniela Vera, papás del bautizado, así como de sus padrinos, Rodrigo Vera y Gisela Ramírez.
El momento más significativo fue cuando el sacerdote oficiante explicó el significado de los sacramentos para después verter en Pablo Manuel el agua del Río Jordán, no sin antes ungirlo con los aceites bautismales.
Para festejar dicho acontecimiento, la familia Flores Vera, ofreció agradable festejo en el salón Crisval donde prevaleció la amena convivencia familiar.
Al término, los papás del bautizado, agradecieron la presencia de sus invitados, obsequiándoles los tradicionales recordatorios que fueron elaborados especialmente para la ocasión.

Compartir
Artículo anteriorDiscípulo de Cristo
Artículo siguienteRecibe bautismo