En la comunidad católica fue bien recibida la pequeñita Maya Ávila García, luego de ser bautizada en la parroquia de San Felipe de Jesús, mediante el primero de los sacramentos.
En compañía de sus papás, Gerardo Ávila y Consuelo García, y de sus padrinos, Teresa Rodríguez Medina y José Luis Pantoja González, fue llevada a la pila bautismal, donde recibió la gracia del Espíritu Santo y la bendición de sus allegados.
Más tarde, la familia de la recién bautizada se reunió a fin de llevar a cabo una celebración por tan importante acontecimiento.