Es linda quinceañera

Ante el altar de la Parroquia de Nuestra Señora de los Bosques, Ingrid Durón Muñoz se postró para dar gracias a Dios por el don de la vida.
Al llegar a los quince años de edad, la jovencita, acompañada de sus padres, padrinos, familiares y demás seres queridos, se presentó ante el Creador para recibir las bendiciones que le permitan continuar con su camino.
Sumamente emocionada con el mensaje que el presbítero le dio, Ingrid se postró para orar y agradecer por todas las cosas buenas que ha tenido a lo largo de su vida, tales como una familia que la ha querido y la ha criado con valores que le han ayudado a mantener una relación armónica con su entorno.
Una vez concluida la ceremonia religiosa, la hermosa quinceañera se dispuso a recibir las sinceras felicitaciones que le fueron prodigadas por sus allegados, quienes más tarde convivieron con ella en un festejo especialmente organizado para recordar felizmente este importante acontecimiento.