Correos de México opera al borde del colapso, denunció el dirigente sindical, Armando Martínez Godínez, quien reveló que existe correspondencia rezagada hasta por tres meses, por la falta de recursos materiales e incumplimiento en el pago de salarios a los trabajadores.
Señaló que dentro de las anomalías presentadas, se tiene conocimiento de que al menos 20 trabajadores no recibieron el pago de su última quincena o la recibieron incompleta, mientras que la escasez de recursos llega al grado de no contarse con material indispensable como plumas y papel.
Advirtió que no existen vehículos suficientes para que los carteros hagan los recorridos que les corresponden, y esto se traduce en el natural reclamo de los usuarios del servicio postal, porque no se tiene capacidad para terminar con el rezago de misivas.
Martínez González enfatizó que estas irregularidades en la operación de la oficina local de Correos de México, no son imputables al personal, sino a la administración, ya que los trabajadores están dispuestos a cumplir con su labor, pero no pueden revertir el rezago si no se les ofrecen los materiales requeridos.
Esta problemática se hizo del conocimiento de la directora general del Servicio Postal Mexicano, Elena Tanus Meouchi, quien estuvo en Aguascalientes durante el pasado mes de abril, donde aparentemente recibió los reclamos de los trabajadores y se llevó la encomienda de atenderlos, sin que hasta el momento se hayan subsanado las irregularidades, enfatizó.
El dirigente sindical señaló que se envió un oficio dirigido de manera directa a la subdirección dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para exponer las anomalías bajo las que opera Correos de México, con la intención de esperar una solución pronta.
Manifestó que el correo rezagado también se encuentra en la Ciudad de México, donde se habrían concentrado toneladas de envíos que están en pausa hasta lograr que la saturación en la oficina local sea desahogada.