CDMX.- Un retrato perfecto de la idiosincrasia nacional pintó el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández la noche del sábado en el Auditorio Nacional.
En punto de las 20:10 horas, la compañía dio el banderazo de lo que será el centenario del natalicio de su fundadora, en 2017, con base en danzas prehispánicas y populares de cada región del País.
Tras una introducción de música de cámara, comandada por Arturo Márquez y ejecutada por la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad Autónoma del Estado de México, los 6 mil asistentes (que reportaron la seguridad del inmueble) viajaron en el tiempo.
El nieto de Amalia Hernández, Salvador López López, director general del ensamble; y su hija, Viviana Basanta Hernández, agradecieron el afecto de la concurrencia al final del repertorio.
“Nuestro País ha estado lleno de riqueza y magia. Hace 99 años una gran mujer se atrevió y defendió su proyecto, así que les pido un aplauso para mi abuela: ¡Amalia Hernández!”, exclamó López. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)