En la capilla de San Juan Pablo II, se llevó a cabo emotiva ceremonia que dio la bienvenida a la grey católica al pequeño Jorge Vladimir de Alba Saavedra.
En brazos de sus padres y teniendo como testigos a sus padrinos, el pequeñito fue acercado a la pila bautismal para que su alma fuera purificada con el agua bendita y después, recibiera lo óleos que brindan la bendición del primero de los sacramentos.