Emotiva ceremonia sacramental se llevó a cabo en la capilla San Juan Pablo II en honor a Ivanna Beristain Rivera.
Sus papás, Christian Beristain Guel y Mayela Rivera González, presenciaron con gran orgullo el momento en que su hija fue ungida con los aceites bautismales para después verter en ella el agua del Río Jordán.
Ewa y Víctor Ruz, apadrinaron a Ivanna, no sin antes agradecer a sus papás por haberlos elegido para participar en tan significativa celebración.
Antes de que el ministro de la Iglesia otorgara el primero de los sacramentos a la bebita, dirigió reflexivo mensaje a la concurrencia, mediante el cual explicó la importancia de los sacramentos, asegurando que son esenciales en la vida cristiana.
Posteriormente, felicitó a los papás y padrinos de Ivanna por cumplir responsablemente con su obligación ante la Santa Iglesia y permitir que la bautizada forme parte de la comunidad de católicos que son guiados en el camino de la fe, el amor y la esperanza en Cristo.
Más tarde, la familia Beristain Rivera ofreció un banquete en honor a Ivanna, el cual se llevó a cabo en el salón Terraza Gallisia.