La heredera del matrimonio conformado por Mario Bautista Muñoz y Sandra Carolina Ruiz Rivera, fue bautizada con el primero de los sacramentos de la santa Madre Iglesia y llevará por nombre Isabella.
La pequeña junto con sus papás y madrinas Ana Ruiz Rivera y Paloma Bautista Muñoz, acudió a la pila bautismal del templo de las Tres Ave Marías, donde fue sostenida por ellos con la finalidad de que sobre su frente fuera vertida el agua bendita.
Durante la ceremonia, la niña fue ungida también con los óleos sagrados, que simbolizan que ha sido reconocida como hija del Padre.
El sacerdote que presidió el ritual, presentó ante la comunidad católica a su nueva integrante, recibiendo de ellos una calurosa felicitación y numerosas bendiciones.
Para festejar el acontecimiento, familiares y amigos se concentraron en el salón Terraza Diez. Felicitaron a la familia de la pequeña y para ella dieron numerosas muestras de cariño, además de bonitos regalos.