David Loji Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Un nuevo híbrido plug-in o conectable por primera vez es la nave insignia de una gama de modelos Porsche.
Es la nueva versión Turbo S-E Hybrid del Panamera rediseñado, que hará su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra, Suiza.
Su desempeño es el de un genuino deportivo, pues acelera de 0 a 100 en sólo 3.4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 310 kilómetros por hora.
Lo destacado es que su rendimiento de combustible es de 34.48 kilómetros por litro y que desde ralentí o marcha en vacío ya está disponible un impresionante torque de 627 libras-pie.
Puede recorrer una distancia máxima de 50 kilómetros únicamente con el motor eléctrico, sin emisiones de ruido y contaminantes y funcionando con una suavidad total.
El sistema híbrido combina un motor V8 turbo de 4.0 litros de desplazamiento que tiene 550 hp con uno eléctrico de 136 hp. La potencia combinada es de 680 hp.
La alimentación de energía del motor eléctrico es un sistema de baterías de litio-ion enfriadas por líquido con capacidad de 14.1 kWh.
Se recargan por completo en 6 horas usando un cargador de 3.6 kWh de 10 amperes conectado a una toma de 230 volts; el tiempo se reduce a 2.4 horas con el cargador opcional de 7.2 kWh de 32 amperes y 230 volts.
La recarga se puede iniciar con un contador de tiempo desde el sistema PCM de administración de comunicaciones Porsche o mediante una App para smartphones y para Apple Watch.
La transmisión es mecánica con doble embrague automatizado PDK de 8 velocidades con control manual y el sistema de tracción es a las cuatro ruedas o integral.
De serie incluye suspensión neumática que se ajusta de manera automática para ofrecer una combinación de marcha suave y manejo dinámico.
Esta versión turbo híbrida conectable del Porsche Panamera se ofrecerá con carrocería corta a un precio base de 185 mil 736 euros y con carrocería larga y sistema de dirección trasera a partir de 19 mil 183 euros.