A la edad de las ilusiones arribó Larissa Medina Gil, motivo por el cual dio gracias a Dios durante emotivo ejercicio espiritual.
El comienzo de esta hermosa etapa de su vida, la quinceañera lo compartió con sus orgullosos papás: Alejandro Medina y Laura Gil de Medina, quienes manifestaron su gratitud al Creador por permitirles estar presentes en tan especial acontecimiento en la vida de su hija.
Después de la ceremonia, la familia Medina Gil ofreció elegante festejo en honor a Larissa, que se llevó a cabo en el Moma, donde decenas de jóvenes compartieron excepcional velada.
El momento más emotivo fue cuando la jovencita bailó el vals con su papá, ante la presencia de sus familiares y amigos más cercanos, quienes la acompañaron en el festejo que prevaleció hasta altas horas de la madrugada.