Una enfermedad puede acabar con la vida de la persona, si no se atiende, o en su caso, con el patrimonio familiar, de ahí la importancia del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que cubre cánceres, afecciones cardiovasculares, trasplantes, trastornos del recién nacido, entre otras enfermedades; el afiliado sólo debe preocuparse por tener vigente sus derechos, renovando su póliza cuando corresponda.

El director del Seguro Popular, Dr. José Luis Trujillo Santacruz, explicó que este Fondo ofrece la cobertura de 59 padecimientos de alta especialidad que se caracterizan por su alto costo, a fin de evitar a las familias erogaciones que pongan en riesgo su estabilidad.

Se incluyen cuidados intensivos neonatales, atención para bebés que nacen antes de tiempo, con dificultad para respirar al momento del nacimiento, o atención médica por infección grave.

Trastornos pediátricos, quirúrgicos, congénitos y adquiridos; problemas cardiovasculares, atención para algunas deformidades del corazón; enfermedades del aparato digestivo, génito urinario, columna vertebral.

Cáncer en menores de 18 años, con tumores del sistema nervioso central, tumores renales, hepáticos, óseos y del ojo.

La atención de cáncer en mayores de 18 años, incluye el cervicouteruino, el de mama, el de próstata, colon y recto; tratamiento antirretroviral del VIH/Sida.

Este Fondo también incluye transplantes de córnea, de médula ósea, renal en menores de 18 años.

Asimismo, informó que continúa la depuración del padrón de afiliados, que debe hacerse por ley, ya que puede permitirse que una persona esté afiliada a dos o más instituciones de seguridad social.

El Seguro Popular es para quienes carecen de otro tipo de atención asistencial, y al detectarse alguna situación irregular, la persona se da de baja, una vez que concluya la vigencia de la póliza, para darles tiempo a que el paciente haga los trámites correspondientes en la Institución donde es derechohabiente.

En nuestra entidad, el padrón autorizado es de 503,200 afiliados, de los cuales, el 99.7% no paga por los servicios médicos que reciben, prácticamente es gratuito el Seguro Popular.

El funcionario insistió en la importancia de la portabilidad estatal del Seguro Popular, y el llevar consigo la póliza cuando la persona toma vacaciones fuera del estado, para que en caso de alguna eventualidad, sea atendido en la infraestructura del sector salud federal.