Emotiva celebración religiosa fue la que protagonizaron Cecilia Rodríguez y Salvador Flores en el templo del Señor del Encino, a cuyo altar acudieron para recibir de manos del representante de Dios en la tierra el sacramento del matrimonio.
Con la distinguida presencia de sus respectivos padres, los contrayentes llevaron a cabo el acto más sublime de la solemnidad, en el cual manifestaron su deseo de permanecer juntos hasta la vejez, en la salud y en la enfermedad y ser fieles durante toda su vida.
Con estos votos, Cecilia y Salvador quedaron ante los ojos de Dios unidos bajo el vínculo indisoluble del séptimo sacramento.
Sus allegados, además de acompañar a la pareja en la celebración religiosa, también sostuvieron con ellos un maravilloso encuentro en un salón particular luego de la santa misa, para brindar por la eterna felicidad de ambos y compartir con ellos gratos e inolvidables momentos.
Los ahora esposos, agradecieron profundamente la presencia de sus familiares y amigos, invitándolos a tomarse con ellos la tradicional foto del recuerdo, que sin duda guardarán dentro del su álbum de memorias del día más especial de sus vidas.